Inicio / Lugares con historia / El comercio de la lana y el Renacimiento

El comercio de la lana y el Renacimiento

Los siglos XVI y primeras décadas del XVII corresponden a una época de esplendor en la arquitectura civil del Maestrazgo. Son numerosos los ejemplos de palacios y casas señoriales de estilo renacentista, con influencias aragonesas y napolitanas, con fachadas y portadas de sillería de excelente factura, muchas de ellas blasonadas. Probablemente, desde el punto de vista histórico arquitectónico, los ejemplos más interesantes de palacios  renacentistas en el Maestrazgo los encontramos en La Iglesuela del Cid y Mirambel.  Por otra parte, destacan los ayuntamientos con lonja abierta en arcos de medio punto, construidos siguiendo también los patrones renacentistas, generalizados en toda la comarca.

A comienzos de la Edad Moderna el Maestrazgo había sentado las bases de lo que iba a ser una economía con notables posibilidades de éxito. Una economía agraria de subsistencia era el complemento óptimo de la especialización en la ganadería ovina. La calidad de la lana proporcionó una importante posición en los mercados y los ingresos de las familias campesinas se completaron con la manufactura textil. Los campesinos destinaban una parte de su tiempo al trabajo en telares instalados en sus propias casas que proporcionaban nuevos ingresos a la unidad familiar.

El momento culminante de este modelo de producción perfectamente integrado se alcanzó durante los siglos XVI y XVII. En esa época algunos municipios, como Villarroya de los Pinares, se convirtieron en importantes centros textiles. En general toda la zona de las bailías experimentó un período de bonanza económica fácilmente perceptible en los edificios que alojan los ayuntamientos, en los palacios o en las casas de los artesanos.

TURISMO MAESTRAZGO logotipo

Comarca del Maestrazgo • C/ Las Tres Baylias • 44140 Cantavieja (Teruel)
Tel. 964 185 242 turismo@comarcamaestrazgo.org