Inicio / Pueblo / Castellote

Castellote

Su espectacular y estratégico emplazamiento, en las faldas de la Atalaya, y sus números monumentos naturales y urbanísticos, hacen de este municipio un lugar de especial interés. Fue incoado conjunto histórico del 1 de julio de 1982 y declarado Bien de Interés Cultural en el año 2007 por el Gobierno de Aragón.

El periodo más remoto de su historia queda patente en el yacimiento paleontológico de los troncos fósiles del Barranquillo. La primera mención sobre Castellote que ha llegado hasta nuestros días data de 1158, la cual sitúa la localidad entre los límites del obispado de Zaragoza.

A partir de ese momento Castellote se consolida como una plaza de gran importancia en la reconquista contra los musulmanes, dependiendo primero del noble Español de Castellot, para pasar a la después a la Orden del Santo Redentor de Alfambra y, finalmente, a los caballeros templarios, que ostentarán el poder hasta la disolución de la orden a principios del siglo XIV, sirviendo entonces como centro de encomienda. Pasará después a ser propiedad de los caballeros Sanjuanistas u Hospitalarios, hasta la desaparición de las Órdenes Militares.

Castellote alberga en la actualidad dos centros de interpretación relacionados con su patrimonio, la sede de Dinópolis, Bosque Pétreo, con la paleobotánica como hilo conductor, y el centro de Interpretación de la Orden del Temple.

En su término municipal se ubican las siguientes pedanías:

Abenfigo

Abenfigo, pueblo de pasado islámico situado a 527 metros de altitud sobre el nivel del mar, junto a la carretera A-226 a unos cinco kilómetros de Castellote, atesora un conjunto de calles bien cuidadas, limpias, tranquilas y decoradas con infinidad de macetas y plantas.

Destacan varios edificios como son la Iglesia Parroquial de San Julián, datada en 1546, recientemente restaurada. Al lado de la iglesia se encuentra la antigua escuela y trinquete.

Continuando hacia la calle baja, nos encontramos con unas magníficas vistas del azud y de las huertas bañadas por el río Guadalope. Desde la plaza se pueden ver los pilones del calvario asentados sobre un monte cercano. Este calvario fue construido por los vecinos de Abenfigo a mediados del siglo XX, de modo que cada estación fue sufragada por una familia de la localidad. Se celebra la procesión al calvario el Viernes Santo.

Otro de los atractivos de la localidad es el yacimiento paleontológico de icnitas (huellas) de dinosaurio situado a pocos metros, declarado recientemente Bien de Interés Cultural.

Las Planas de Castellote

Es una localidad perteneciente al municipio de Castellote situada a 650 metros de altitud. Sus calles muy cuidadas y embellecidas con múltiples macetas y curiosas fachadas ofrecen al visitante un agradable recorrido urbano. La localidad está situada próximo al embalse de Santolea y se desarrolla en torno a la iglesia parroquial de San Marcos (siglo XVII) y su interesante calvario. En sus alrededores se hallan lugares de interés como la masía de El Huergo, la de Perogil, El Alconzal o Los Alagones.

Se le llama Aldeya de Las Planas hasta 1785 y desde 1833 ya se escribe como Las Planas de Castellote.

Luco de Bordón

Luco de Bordón es una de las cinco localidades que se agregaron en la década de los setenta al municipio de Castellote, del que dista aproximadamente veinte kilómetros. La población está situada a 811 metros sobre el nivel del mar.

Su casco histórico se encuentra elevado sobre el barranco, y domina en lo alto la perspectiva de la ermita del Calvario. Una de las joyas de la localidad es la Plaza Mayor, de trazado irregular, con el Ayuntamiento con la típica estructura de las casas consistoriales aragonesas de Edad Moderna y la iglesia dedicada a San Juan Bautista de principios del siglo XVII, de transición del gótico-renacentista al barroco. También hay alguna casona y muestras interesantes de arquitectura popular.

De larga tradición y muy destacables son sus romerías, punto de referencia en el Maestrazgo, como la que se efectúa para dirigirse a la ermita de la Virgen del Pilar, a la que se puede acceder a través del sendero de Gran Recorrido GR 8 en dirección a Bordón.

En su término también hay un pequeño barrio abandonado, Torremocha, al que se accede a través del sendero de pequeño recorrido, el PR TE 89.

Dos Torres de Mercader

Situada sobre un rellano junto al barranco homónimo; fue un «villar» (entre masía y aldea) desde finales del siglo XII hasta el XVII momento en el que se erige su iglesia y se consolida demográficamente (14 vecinos en 1646). En su parte meridional se ubica la Plaza Mayor, de la que parten sendas calles en torno a las que se apiña el caserío. Esta localidad se incorporó al municipio de Castellote en la década de los setenta. Está situada a una altitud de unos 750 metros y se accede a través de la carretera TE-V-8101.

Destaca de su casco urbano la Iglesia parroquial de San Abdón y San Senén, de fábrica barroca y datada en 1630, el antiguo Ayuntamiento (que alberga la cárcel) con la tradicional lonja, así como la ermita del Calvario y el lavadero municipal. En sus calles también hallamos hornacinas dedicadas a San Roque y San Blas.

Por parte de los vecinos se realizó la restauración artesanal del mobiliario de la antigua escuela: los pupitres de épocas pasadas, mapas y otros materiales escolares que nos evocan con nostalgia otras décadas.

También es destacable la reciente restauración de unas tablas góticas de principios del siglo XV referidas a los santos Abdón y Senén que se encuentran en la Iglesia.

Ladruñán

Situado a una altitud de 735 metros, cuenta con unos 50 habitantes repartidos entre el núcleo urbano y sus pequeños barrios y masías de La Algecira, Crespol, el Higueral y el Latonar.

En Ladruñán podemos destacar la iglesia de Santa Bárbara, obra barroca del siglo XVIII de mampostería, con tres naves, cubierta la central con bóveda de arista y de medio cañón con lunetos y el crucero con cúpula. A los pies se encuentra el coro alto, en el lado del Evangelio, está la torre, con dos cuerpos, de mampostería. Lo que le da carácter son las pinturas populares de la segunda mitad del siglo XVIII, representando retablos. Aunque la iglesia fue despojada de sus muebles durante la guerra civil, conserva una interesante imagen de Santa Bárbara del siglo XVII de tamaño mediano.

Otras edificaciones son el antiguo ayuntamiento, profundamente transformado, y el Convento de San Miguel de la Cueva, situado en un bello paraje, al abrigo de una gran cavidad que los monjes Servitas utilizaron como monasterio antes de irse al de Las Cuevas de Cañart.

En las afueras del pueblo se encuentran importantes conjuntos de Arte Rupestre Levantino (Abrigo del Arquero, Friso abierto del Pudial, Abrigo del Torico, Abrigo de la Vacada y Abrigo del Ángel) y una cueva importante en la historia, la Cueva Cambriles, importante refugio durante la Guerra Civil.

TURISMO MAESTRAZGO logotipo

Comarca del Maestrazgo • C/ Las Tres Baylias • 44140 Cantavieja (Teruel)
Tel. 964 185 242 turismo@comarcamaestrazgo.org